fbpx

Mujeres en los altos cargos

Mujeres en los altos cargos

El término “techo de cristal” apareció por primera vez en un artículo del Wall Street Journal en 1986 en los Estados Unidos. El artículo describía las barreras invisibles a las que se ven expuestas las mujeres trabajadoras altamente cualificadas que les impedía alcanzar los niveles jerárquicos más altos en el mundo de los negocios, independientemente de sus logros y méritos, quedando en contraposición con la figura masculina.

Si nos vamos a datos actuales, vemos como hoy en día, solamente el 36% de los puestos directivos en empresas de la Unión Europea son ocupados por mujeres, porcentaje que cae un punto porcentual en el caso de España (35%), según un informe publicado por la agencia estadística comunitaria, Eurostat, con motivo del Día Internacional de la Mujer, este día 8 de marzo.

Las mujeres también están infrarrepresentadas por lo que se refiere a su presencia en las juntas directivas de empresas cotizadas en la Unión Europea, donde apenas ocupan el 27% de los puestos en los consejos de administración, así como en el caso de los puestos de alta dirección de empresas, donde apenas ocupan el 17% de media, según datos de 2018 recogidos en el informe.

Entre los 10 bancos españoles más grandes, solo dos cuentan con una mujer en los principales cargos: Ana Botín, presidenta de Banco Santander, y María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter. Ante este escenario, algunas entidades ya han puesto en marcha proyectos para ampliar esta cifra y revertir una situación de desigualdad.

Más allá de los programas internos, la entidad de Ana Botín apuesta por la igualdad de género premiando el talento femenino fuera de la empresa. Se han creado premios específicamente para emprendedoras, como los Woman Explorer Award, que otorgan 20.000€ al mejor proyecto liderado por una mujer.

Quedan patentes los esfuerzos de las empresas por incorporar más mujeres en todos los niveles de su organigrama. Como ejemplo de los cambios que se han producido en Banco Santander hay que destacar que el año pasado, el 48% de las promociones realizadas fueron de mujeres, al igual que en las incorporaciones en puestos junior. También se ha llevado a cabo una profunda transformación en el consejo de administración, que ahora cuenta con cinco mujeres entre sus 15 puestos.

Aunque en las cúpulas más altas el número de mujeres no es todavía equiparable al de hombres, las políticas empresariales de los últimos años revelan que la igualdad de género será uno de los ejes principales en un futuro no muy lejano.

Fuentes: Eurostat, El Español.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.